jueves, 3 de mayo de 2018

¿Quién puede pedir se le nombre heredero?


Entre las reglas particulares relativas a las herencias contenidas en el Código civil de El Salvador encontramos detalles bastante interesantes que todos deberíamos saber, por ejemplo ¿quién puede solicitar se le nombre heredero, cuando no hay un testamento que lo determine?, pues bien el Código Civil nos da un listado, y dice que “son llamados a la sucesión” como un primer nivel: los hijos, el padre, la madre y el cónyuge y en su caso el conviviente o sobreviviente, en ese orden, tajante y concreto.
Luego como un segundo nivel van los abuelos y demás ascendientes; los nietos y el padre que haya reconocido voluntariamente a su hijo. (esto último está fuera de tiempo actual, es sujeto a debate).
Posteriormente está otro nivel que son los hermanos del difunto.
Luego los Sobrinos del difunto.
Después los tíos del finado.
Más aun siguen los primos-hermanos del causante.
Finalmente La universidad de El Salvador y los hospitales.

Dado que no existe testamento sobre los bienes del difunto, se le llama a esto “aceptación de herencia intestada”; intestada porque no existe testamento.

Cualquiera de los enunciados en el listado anterior que pretenda se le nombre heredero puede acudir a un juez probando la legitimidad de su petición, que los herederos del nivel superior y posterior no existen o solicitando se pronuncien si aceptan o no la herencia dejada al fallecer determinada persona.

Los trámites que implican la aceptación de una herencia sin testamento pueden llevarse a cabo por dos vías, una es mediante un Notario de El Salvador y la otra mediante un Juez de lo civil. Muchas veces el trámite es realmente engorroso porque es necesario probar que el peticionario está legitimado para aceptar herencia, pero de todas maneras es recomendable comenzar lo antes posible para que se alcance el objetivo.

Y usted, ¿ya comenzó a tramitar la herencia de su tío rico? En Acorde Jurídico le podemos ayudar. Deja un comentario o haz una consulta.

Gracias por visitar este blog.

lunes, 29 de enero de 2018

¿Casado, Viudo o Divorciado?... es Soltero

En El Salvador se llama Estado Familiar a la calidad jurídica que tiene una persona en relación a la familia y por el cual la ley le atribuye determinados derecho y deberes, otras personas aun le llaman Estado Civil, cuando desde 1994 técnicamente se le conoce como Estado Familiar.

Hay 4 Estados Familiares reconocidos por la Legislación de Familia en El Salvador, al menos aun no me percatado si existe una reforma al respecto:

1- Soltero.
2- Casado.
3- Divorciado
4- Viudo.

Aun cuando la ley reconoce a las uniones libres la posibilidad de que cada persona invoque un derecho frente al otro, no ha sido establecido el estar "acompañado" como un Estado Familiar.

Por otra parte en el año 2017 se aprobó una reforma al Código de Familia, en el articulo 186, donde se acuerda que cuando una mujer pierde a su pareja por muerte, puede optar por conservar el Estado Familiar de "Viuda" o retornar al de "Soltera". De la misma forma si la mujer se ha divorciado puede optar entre conservar el Estado Familiar de "Divorciada" o  retornar al de "Soltera".

Para probar el Estado Familiar se prefiere la Partida de... según sea el caso: Nacimiento, Matrimonio, Defunción, Divorcio. También el Estado Familiar debe estar reflejado en el Documento Único de Identidad de cada salvadoreño.

Es importante mencionar que en ocasiones las personas no actualizan sus documentos y esto genera confusión, por eso me permito sugerir que gestione y actualice sus documentos de identidad para que en caso de exigir el cumplimiento de un derecho, todo se encuentre listo y en regla; y usted preguntarà por un ejemplo: cuando usted va a solicitar se le declare heredero de su pareja, o cuando va a solicitar ser  beneficiario al momento de cobrar la pensión.

Gracias por visitar este blog.
Deja un comentario, o consulta le responderemos lo màs pronto posible.

sábado, 4 de noviembre de 2017

La donación se puede revocar.

Es curioso, a varios años de haber estudiado leyes, ya graduado y ejerciendo la profesión al revisar la ley civil no termino de encontrar curiosidades legales que en algún momento pase por alto, por ejemplo el hecho que una persona pueda revocar una donación ya efectuada.


Sí, es posible, el artículo 1299 del Código Civil de El Salvador expresa claramente esta posibilidad siempre y cuando el donatario (la persona que recibió la donación) caiga en la condición de indignidad para heredar, también llamado por la ley como “ingratitud”.

Reza del dicho popular "El que da y quita con el diablo se desquita", pero en este caso no aplica.

En lo personal nunca he llevado un caso de este tipo pero de la lectura de la citada ley infiero que el donante puede interponer una demanda o solicitud vía judicial ante un juez de lo civil para revocar la donación, invocando como causales cualquier hecho ofensivo del donatario que le hiciere indigno de heredar al donante.

La acción revocatoria de la donación termina cuatro años  contados desde que el donante tuvo conocimiento del hecho ofensivo y se extingue por la muerte del donatario a menos que haya sido intentada judicialmente durante su vida, o que el hecho ofensivo haya producido la muerte del donante o ejecutándose después de ella; la ley también agrega que esta acción revocatoria se transfiere a los herederos.

Ahora, cuáles son esas causales de indignidad o ingratitud de la que estamos escribiendo: enumeradas en diferentes artículos del Código Civil Salvadoreño desde el 969 entre ellos algunos de las causales son: no haber socorrido al donante en una situación de necesidad, pudiendo hacerlo, el que ha cometido algún tipo de delio contra el honor o los bienes del donante, entre otras causales enumeradas por la ley.

Es importante mencionar que las indignidades están enunciadas por la ley y al momento de plantearlas al juez deben ir amparadas con su prueba robusta para obtener la revocatoria de la donación.


Gracias por visitar este blog.